Cargando...

Luis Miguel cantó, pero… ¿encantó?

Llegó el 8 de febrero y aproximadamente 50 mil personas se dieron cita para escuchar al único e inigualable Luis Miguel.

Problemas de sonido desde el inicio, su falta de educación al no saludar ni agradecer la asistencia y el no cantar las canciones completas fueron las principales quejas de algunos asistentes.

Ya sabemos que Luis Miguel tiene su particular forma de ser, justificada o no, pero sus fanáticos resienten el poco esfuerzo por interactuar. Personalmente, creo que lo cortés no quita lo valiente, y ya esos desplantes de niño malcriado no le quedan bien. Debería aprender un poco de sus ídolos y mejorar en esa área. Al menos esta vez se notó más relajado cuando fallaba el sonido, y sonreía en casi todo momento.

A mí, «Mickey» me encanta: me parece una persona que ha pasado por tanto, y en cierta forma eso hace que uno le tolere sus «facetas», pero sin duda que canta hermoso y es un perfeccionista. Su don de la interpretación es algo indudable, y pareciera estar en una muy buena etapa de su vida. Aunque muchos le cobran el ser mal padre, según su ex, no es a mi parecer algo que tenga que ver con lo artístico… si vamos a descartar artistas por su vida personal, me imagino que nos quedaremos escasos.

Creo que la organización estuvo bien, algunas cosas por mejorar que me parecieron importantes:

  • Decir la hora real de inicio del concierto
  • El sonido
  • La ubicación de las ventas de comida
  • Mejorar la ubicación de los rótulos de las zonas VIP
  • Pantallas más grandes
  • Coordinar con MOPT para evitar el tránsito cuando las personas van saliendo, arriesgando ser atropelladas.
  • Incluir alimentos Gluten Free ya que los que padecemos de alergias no podemos comer ahí y tampoco se permite ingresar con alimentos.

No sé si a los organizadores ya les comentaron estos detalles, pero sí sería bueno que mejoren; ellos me parece que son muy buenos en lo que hacen. Tal vez el que yo comprara mi entrada me da un poco más de objetividad.

A ustedes, ¿Qué les pareció?

 





 

 

 

Previous post Iglesias hermosas para una boda de ensueño